miércoles, 15 de agosto de 2012

Patatas picantes o “patatas diablo”

Patatas diablo

Traemos en esta ocasión una receta ideal para los aperitivos de verano, fresquita y picante, para que “entre” mejor la bebida con la que las acompañemos.
Se trata de unas patatas con salsa de mayonesa picante.
Como imagináis, las hemos bautizado como “patatas diablo” porque pican. Para nosotros no son patatas bravas, ya que las que conocemos por este nombre llevan tomate y se sirven calientes. En otra ocasión os diremos la receta de nuestras patatas bravas.

Necesitamos para 4 personas
3-4 patatas medianas (preferiblemente del mismo tamaño)
Para la salsa
2 huevos
250 ml de aceite de girasol
2 dientes de ajo
Guindilla cayena
Sal

Empezamos
1º Cocemos las patatas
Lavamos las patatas, que preferiblemente tienen que tener el mismo tamaño para que se cuezan todas por igual. Las cocemos una olla o cazuela con abundante agua y sal. Las coceremos con piel.
El tiempo que tiene que estar cociendo es complicado de estimar, principalmente depende de su tamaño y varieda. Sabremos que las patatas están cocidas cuando las pinchemos con un palillo, palo de pincho moruno, aguja larga.. y salga limpio.
Escurrimos las patatas y dejamos que se enfríen bien.
Una vez bien frías, las pelamos y las cortamos en trozos de “bocado”.
2º Elaboramos la salsa
La salsa para estas patatas se trata principalmente de una mayonesa picante.
En un recipiente de batidora echamos los huevos y el aceite. Ponemos la batidora en marcha y la mantenemos quieta en el fondo del recipiente hasta que veamos que empieza a espesar.
Añadimos los ajos y la cayena. La cayena o guindilla en la cantidad deseada, dependiendo de lo picante que deseemos que quede la salsa. Como el picante de la cayena o guindilla varia os lo dejamos a vuestra elección. Nosotros echamos 5 cayenas.
Seguimos mezclando la salsa, pero ahora, como ya ha espesado, podemos mover la batidora haciendo movimientos ascendentes y descendentes, arriba y abajo, hasta que quede una salsa homogénea.
No queremos una salsa espesa, pero si vosotros la queréis así añadir un poco más de aceite. Recordar que en una salsa mayonesa el huevo la aclara y el aceite la hace más espesa.
3º Preparamos el plato
Salamos generosamente las patatas, que como dice la autora de la receta “las patatas tienen que estar sabrosas”. Añadimos la salsa, mezclamos y decoramos con un poco de perejil.
Que aproveche

Consejo
A nosotros nos gusta cocer las patatas con piel, para evitar que pierdan el almidón, de esta manera obtenemos la textura que nos gusta.
También podéis probar a cocerlas peladas y ya partidas, a vuestra elección. La textura será distinta.

La idea de esta receta
Esta receta nos la dio nuestra amiga Isa. Las probamos por primera vez en una reunión de amigos y le pedimos la receta.
Originalmente las realizaba en un bar de Madrid, El Faro, por ello también las llama “Patatas al Faro”.
Isa, gracias por tu aportación a nuestra cocina.

4 comentarios:

Las chachas dijo...

Que patatas tan ricas. Una pinta maravillosa y para picotear de lujo. Besos

Helicópteros rc dijo...

Que sencilla esta receta, pero que pinta tan deliciosa.
Un saludo

KIKE Y CRICRI dijo...

Gracias, la verdad es que tiene buena pinta pero saben aún mejor...

Albi dijo...

Para cuando un "tuperguere" para los lectores???